Gracias ITAM y FUNED

2019-06-26T20:25:35+00:00 26/06/2019|Ensayos|

Londres, Reino Unido, a 27 de mayo de 2019.

Escribo este artículo desde el octavo piso del edificio central de King’s College London en la gran ciudad que el nombre de la universidad indica. En este lugar he tenido la fortuna de compartir ideas con algunas de las personas más inteligentes, interesantes y preparadas que he conocido. También he podido adquirir un panorama global sobre la evolución del desarrollo económico, estudiando la forma en la que se diseñan e implementan políticas públicas en diversas regiones del mundo.

Me siento muy satisfecho por poder desenvolverme en un ambiente dinámico y global, inmerso en una cultura tan rica como la británica, atestiguando cambios estructurales en la región. Mi tiempo en esta parte del mundo ha nutrido mi desarrollo personal y tengo la certeza que esto me será útil para toda mi vida. Esta oportunidad la tengo en gran medida gracias a dos instituciones a las que tengo profunda admiración, que aprovecharé para honrar con mucho cariño y agradecimiento en las siguientes líneas.

La primera es el ITAM, que con orgullo puedo llamar mi alma mater. Durante mis estudios de la Licenciatura en Economía nunca dejé de asombrarme por la capacidad de análisis y comprensión de muchos de mis maestros, compañeros y egresados. Ahí fue donde asumí la responsabilidad que tengo como mexicano por formarme para hacer una diferencia en mi país; asimismo, donde se me enseñó el valor de ser un profesionista humano, crítico y libre. Se me exigió la máxima disciplina y se me presentaron retos que requirieron el uso de todas mis capacidades intelectuales. Mis compañeros y yo encontramos soluciones a numerosos desafíos a lo largo de la carrera, durante largas sesiones de reflexión y estudio; esto me llevó a formar amistades y lazos entrañables que tengo la certeza perdurarán.

La segunda es el FUNED, que invierte en la educación superior de jóvenes mexicanos, para promover el desarrollo de México. Creo que es muy importante reconocer su gran labor y los grandes esfuerzos que realizan para que los futuros tomadores de decisiones estemos preparados para brindar soluciones a los problemas de nuestra sociedad. Para ilustrar algunos de sus logros, FUNED ha apoyado con becas y financiamiento a más de 5,000 estudiantes de más de 200 universidades a nivel global desde su fundación hace más de 25 años. Ha promovido convenios con más de 80 instituciones, así como otros organismos públicos y privados. Personalmente, estoy muy agradecido con el FUNED y su equipo porque creyeron en mí. Gracias al préstamo que recibí pude considerar al Reino Unido como una de mis opciones, y con el convenio que mantienen con mi universidad, me brindaron la oportunidad de poder enfocar la totalidad de mi tiempo a mis estudios en esta etapa tan enriquecedora en mi formación profesional.

A diferencia de otras instituciones en México, el ITAM tiene además una identidad única, que se refleja en la comunidad de la que con orgullo puedo decir que formo parte. Desde mi propia experiencia como banquero de inversión en Nueva York y ahora estudiante de maestría en Londres, no me es casualidad que haya podido asistir a dos concurridas reuniones de exalumnos en estas ciudades tan cosmopolitas. Me he encontrado con profesionales que como yo buscan fortalecer sus redes o que simplemente quieren ser activamente partícipes en la comunidad itamita en el extranjero. En este sentido, reconozco la importancia que tiene el networking y que la asociación ExITAM y el FUNED han provisto los medios suficientes para fomentarlo.

En resumen, la preparación y apoyo que he recibido han sido óptimos para poderme enfrentar a los desafíos profesionales que se me han presentado y haber podido presentar un perfil competitivo al aplicar a un posgrado en el extranjero. Viendo en retrospectiva, si pudiera elegir de nuevo, sin lugar a duda volvería a estudiar en el ITAM. Digo esto no sólo por su excelencia académica, sino por su colaboración con grandes instituciones como el FUNED, con quienes procuran el fortalecimiento de los vínculos entre estudiantes y exalumnos, nutriendo una comunidad dentro y fuera de México con la que en conjunto se puede lograr una diferencia en nuestro gran país, así como enaltecer su nombre en el mundo.

 

Fernando Silva Parás